De física cuántica, arqueología… y amor

Las preposiciones son “personajes” particulares a la hora de aprender un idioma. De pequeños nos aprendíamos la retahíla en orden alfabético y la recitábamos con orgullo en clase. Pero ya de mayores llega el problema de aprenderlas en otras lenguas y comienzan las dificultades: reflexionamos sobre ellas y nos damos cuenta de que ni siquiera podríamos explicarlas en nuestro idioma. Y, por si fuera poco, dependiendo de la lengua, cambian de posición y hasta de nombre (y resulta que se llaman “posposiciones” ).

En suma, que al final nos resignamos a tratar de usarlas… y ya está, aplicamos alguna regla mnemotécnica o simplemente actuamos por “ensayo y error” (al fin y al cabo, como diríamos en Galicia, “malo será” …).

Y es que si queremos establecer un símil con la física, podríamos pensar que las preposiciones son la parte “cuántica” de la lengua: nos da la impresión (es solo una percepción) de que se comportan de forma caprichosa, de que son difíciles de controlar… Nos desesperamos porque los patrones que creíamos haber establecido no se cumplen y maldecimos porque la comparación con otras lenguas no solo es insuficiente, sino que genera confusión.

Puesto que las explicaciones tradicionales no son satisfactorias, debemos recurrir a otros modelos explicativos, como por ejemplo, la arqueología.

“¿La arqueología? ¿Habéis perdido la cabeza?”. Bueno, lo de “arqueología” es una nueva metáfora (como puedes ver, nos gustan mucho los símiles). Esta disciplina rastrea los orígenes, y si hablamos de buscar el origen en el uso de una preposición, tenemos que hablar de gramática cognitiva, un apasionante enfoque que trata de llegar al significado primitivo de las preposiciones, para entender y explicar su uso presente (enfoque especialmente útil en el aula de ELE).

En la entrada de hoy no vamos a ofrecerte ninguna fórmula mágica para enseñar las preposiciones a tus estudiantes. Lo que vamos a hacer en las siguientes líneas es hablar de amor ❤️‍.

Ahora sí que puedes pensar que hemos perdido la cabeza de verdad. Pero todo tiene una explicación. En efecto, si nos hemos atrevido a relacionar las preposiciones con la física cuántica y con la arqueología, ¿por qué no íbamos a intentar hacer lo mismo con el amor? Y si de paso nuestros alumnos aprenden algunas colocaciones con preposición, pues mucho mejor…

En español nos enamoramos DE alguien (igual que hacen los italianos), mientras que en portugués, inglés y coreano (esta última usa posposiciones) la gente se enamora “con” otra persona. Podemos enamorarnos de muchas formas, pero una posible manera es hacerlo A primera vista, después de una cita A ciegas.

Tras un tiempo de enamoramiento, en español nos casamos CON esa persona de la que estamos enamorados, al igual que en portugués y coreano, mientras que en inglés y en italiano no se usa preposición para expresar tan bonita unión.

Pero como el amor es eterno… mientras dura, llega un momento en que se acaba, y necesitamos expresar dicho fin. Y para eso también tenemos las preposiciones: así, en español rompemos CON alguien o nos divorciamos DE alguien, al igual que en las lenguas anteriores (excepto en coreano, en donde nos divorciamos “con” alguien).

En fin, que las preposiciones nos acompañan en las diferentes etapas de nuestra vida. Están ahí, son necesarias y tenemos que convivir con ellas. Y lo mejor es hacerlo con humor.

Para terminar esta entrada con un nuevo símil, diremos que las preposiciones, además, tienen superpoderes, ya que son capaces, por sí mismas, de cambiar el significado de un verbo. Eso las hace poderosas, sí, pero también “peligrosas”. Al fin y al cabo, un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Pero de eso ya hablaremos en otra publicación…

Preposiciones y amor.

DOÑA GRAMÁTICA

Llevar la literatura al aula no siempre es fácil. Hace unas cuantas entradas te ofrecimos algunas ideas sobre cómo trabajar

Un buen fondo de armario

Seguramente tengas una serie de prendas que, por combinar bien con prácticamente toda tu ropa, ser versátiles y no pasar

Entradas relacionadas

DOÑA GRAMÁTICA

Llevar la literatura al aula no siempre es fácil. Hace unas cuantas entradas te ofrecimos algunas ideas sobre cómo trabajar

Un buen fondo de armario

Seguramente tengas una serie de prendas que, por combinar bien con prácticamente toda tu ropa, ser versátiles y no pasar

Más que hablar…

Hablar por hablar fue un programa radiofónico nocturno que alcanzó su mayor éxito en los años noventa y en la

Tu escuela de español en Santiago te espera.

Porque con idiomas, siempre estás en casa.

Cursos generales

Aprende español a tu ritmo mientras descubres Santiago de Compostela, su cultura y sus costumbres.

Cursos para profesores

Haz que tus clases de español sean más útiles, fluidas y memorables para tus alumnos.

Cursos para grupos

Trae a tus alumnos a una inmersión lingüística que querrán repetir una y otra vez.

¿Nos vemos en las redes?

Hay mundo más allá de los selfies y las fotos de gatitos. No te pierdas los consejos para aprender español que solo compartimos por nuestras redes sociales.

es_ESES